Soledad

Soledad es,

a mi inepto parecer,
lo que siente una madre
viendo a su hijo caer.

Soledad es,

salir al balcón un rato
para ver si algún vecino
charla conmigo animado.

Soledad es,

Y permítanme osadía,
colega de facultad.
¡y qué maja es la tía!

Soledad es,

aquí se me va la pinza,
tener notificaciones
del blog: la triste visita.

¿para qué diablos me meteré en embrollos,
que no sé solucionar?
Si sé yo de componer, lo mismo que de coches
sabe el calamar.

(y por eso no escribo poesía)

 

Anuncios

Teoría yo-yo

Como comentaba en un post anterior, donde formulaba la primera teoría de esta sección, a raiz de ciertos comentarios con un grupo de compañeros de estudios salía a relucir mi teoría yo-yo, que me dispongo a explicar en esta entrada y espero que os resulte tan interesante (o más) que la primera. Aunque no se si podríamos definir a esto una teoría, sí es una comprobación inherente a las relaciones, que espero que alguien me pueda refutar. Vamos al lío. Sigue leyendo

Teorías amorosas: La teoría de puntos.

El otro día me comentaban unos compañeros del grado que no conocían la teoría del yo-yo, y hablando del tema descubrí que tampoco la teoría de puntos. Ambas son divagaciones propias que con el tiempo han cogido significado, junto a tantas otras, que aún con el riesgo de ser mirado como un imbécil total en el área de las relaciones voy a compartir con vosotros.

Empezaremos con la que llevo más años de estudio de campo e indagaciones personales. La teoría de puntos. Antes de ello, no obstante, debo introducir algunas nociones que os harán falta para poder comprender todo el intrínseco aglutinamiento de sabiduría que se esconde tras estas líneas… Sigue leyendo