Mi próximo reto: objetos para vivir.

Vivimos en un mundo consumista, que nos insta a comprar cuantas más cosas podamos y cuanto más caras, mejor. La sociedad nos dice que debemos vivir a la última sin importar qué nos cueste. He decidido que no hace falta tanta tontería y, leyendo un artículo que os pego a continuación, mi próximo reto será conseguir vivir con el mínimo de posesiones posibles. Si la cosa va bien, iré bajando el número y veré cuán bajo puedo llegar. Más, tras el salto.

Sigue leyendo