26/08/2014

¡Saludos!

Ya hace tiempo que quiero coger rutina narrativa, y por fin me he propuesto hacerlo en serio. Mi compañera principal de viaje y yo hemos decidido escribir cada día durante una hora un tema al azar propuesto por uno de los dos, o tal vez una frase o una idea que haya que desarrollar. Iré colgando las cosas salvables (o todas, depende de cómo me dé) que yo escribo, indicando siempre la fecha en la que lo hago y cuál era el tema propuesto. Desde luego que son totalmente aleatorias, sin mucho sentido y con ninguna revisión por mi parte (tal cual las escribo las colgaré). Perdonad por los posibles errores que se me puedan colar, pero prefiero mantener la magia de la inspiración. Espero que os guste 🙂

Frase inicial: era una noche oscura y tranquila, la lluvia caía despacio a través de las rocas empapando a los murciélagos que se cobijaban en la siniestra cueva…

Tema propuesto por: FrikiGirl. Sigue leyendo

Anuncios

Jocs de l’ham *_*

Normalmente la gente no entiende a estos desparramados de la vida que salen en realities tipo Gran Hermano diciendo que convivir tantos días con sus compañeros es una experiencia muy difícil de explicar, y que se viven cosas de una forma diametralmente diferente a la usual. Por suerte o por desgracia, me siento identificado con ese elenco de energúmenos, pero con un entorno mucho más saludable, educativo y divertido. Y es que hace muchos años (este ha sido el quinceavo, si mis cuentas no fallan) que dedico unos días de mi vida a aislarme socialmente para irme a vivir aventuras inolvidables con acampados y monitores. Los que me conocen saben que me olvido del teléfono, de qué me pongo para vestir, e incluso hasta de peinarme; aunque ahora que lo pienso tampoco es que me fije en esos menesteres en el día a día, pero ese es otro tema. Sigue leyendo

Historia creativa #2

EL GIGANTE:

Llegó al otro lado de la piscina, medio ahogado, y temblando como un flan. Salió como pudo de ella y se alejó arrastrándose tan rápido como podía, en la situación en la que estaba. Millones de ideas se le amontonaban en su cabeza, todas negativas. No podía pensar, estaba totalmente bloqueado. Intentó arrancar la sombrilla para defenderse, pero se resbaló varias veces; el monstruo seguía avanzando, impertérrito, masticando algo distraídamente. Sigue leyendo

El vigilante

El reloj avanzaba, nervioso. El hombre lo miraba, impaciente, esperando con ganas que bombeara tiempo a la habitación y poder así finalizar esa etapa. El olor a antiséptico inundó otra vez sus fosas nasales, y se revolvió en su silla, incómodo por el bip ininterrumpido de la máquina a la que estaba conectado él. Cómo lo odiaba. No tenía ni idea de por qué tenía que velar a ese hombre de pelo canoso que se empecinaba en mirarle con cara de ser el culpable de todo. Por más tiempo del que podía recordar (aunque tampoco sabía exactamente si era mucho o poco) había estado vigilando al enfermo, y odiándole con todas sus fuerzas. Sigue leyendo

Historia creativa #1

Este es el principio de una historia que estoy creando para mi canal de Youtube, y que puedes ver aquí:

La idea es que los lectores/suscriptores sigáis la historia con un par de líneas o ideas, y en el próximo vídeo seguiré la historia yo con el comentario que más me haya gustado. Podéis pasaros por mi canal para dejar vuestras opiniones. Sigue leyendo