Imagina que eres millonario…

Imagina que eres millonario. Que, por azar, compras un billete de lotería y eres agraciado con tanto dinero que no sabes qué hacer con él. Imagina eso por un segundo, en serio. Cierra los ojos y despega, pon las cosas en su sitio y construye tu futuro. Emprenderás un viaje en el que descubrirás tu felicidad, tu bienestar, tu futuro soñado. Y yo jugaré a adivinarlo. Siéntate, no tengas miedo; no voy a cobrarte nada, de verdad. Has venido aquí por error, ya lo sé, pero ya que estás perdido (reconócelo, llevas toda la vida perdido), ¿qué más te da perderte un rato más? Sigue leyendo

Anuncios

¿Orgullo nacional?

Ya lo tenemos aquí: el anuncio de Campofrío llega puntual a recordarnos lo maravilloso del carácter español. Y yo, viéndolo un par de veces para captar todos los detalles, me pregunto: ¿seré el único que cree que es una verdadera basura? Me parece horripilante lo que se supone que hacen con ese mensaje diluido que se respira al ver el anuncio, donde un elenco de personajes reivindican lo orgullosos que están (o deberíamos estar) de ser españoles. Y cuando para ello sacan a Chiquito, a la Flores y a las gemelas esperpénticas, la cosa ya pinta mal. Sigue leyendo

Carta abierta a Artur Mas

Querido Artur Mas, President de la Generalitat de Catalunya:

Permita que le escriba estas líneas en castellano, en primer lugar porque me desenvuelvo mejor en esta lengua (qué curioso, siendo catalán) y segundo porque no quiero cortar la lectura a los posibles extranjeros que puedan hacer acopio de ella. Necesito dedicarle unas palabras para que tenga presente mi opinión: un universitario de 27 años que ha redescubierto su pasión por estudiar, y con un proyecto de emigración de un país (España o Catalunya, el que quiera cada uno) que se va a pique por momentos.
Sigue leyendo