Historia creativa #1

Este es el principio de una historia que estoy creando para mi canal de Youtube, y que puedes ver aquí:

La idea es que los lectores/suscriptores sigáis la historia con un par de líneas o ideas, y en el próximo vídeo seguiré la historia yo con el comentario que más me haya gustado. Podéis pasaros por mi canal para dejar vuestras opiniones.

EL MUNDO EXTERIOR:

Llevaba diez días sin salir de la habitación. No es que fuera un número muy elevado (su récord se trazaba en 28), pero hacía dos días que no había visto a su madre, quien generalmente solía darle las buenas noches. Tampoco es que estuviera muy preocupado, porque tenía todo lo que necesitaba en su refugio, y además aún le quedaban horas de juego en el survival recién estrenado que estaba disfrutando. Era para un solo jugador, y estaba grabando toda la historia para hacer un gameplay en condiciones para su canal de Youtube. En cualquier caso, el pc tenía que renderizar los vídeos y no tenía sueño, así que decidió ir al comedor y, de paso, reiniciar el router, ya que la conexión llevaba un par de horas caída.

Bajó al piso inferior, tambaleándose mientras la sangre reabastecía las zonas de su cuerpo más entumecidas, y reinició el router. Esperó pacientemente observando las lucecitas del aparato danzar maléficamente, pero el cacharro no quería arrancar. La línea tampoco funcionaba. Eso le inquietó. No le gustaba estar sin conexión. Pasó por la cocina, donde una lechuga a medio cortar empezaba a marchitarse en el fregadero. Su madre era una descuidada, no era la primera vez, así que cogió un zumo de la nevera y salió al patio trasero, restándole importancia.

El cielo estaba gris, y unas gotas tímidas repiqueteaban en la piscina, creando ondas que rebotaban hasta el infinito. Le gustaba la lluvia, y dejó que empapara su chaqueta, mientras lanzaba guijarros a la ventana de su vecino, un tipo con el que había estudiado y jugaba al LoL de vez en cuando. Al no obtener respuesta, dio media vuelta dispuesto a seguir la partida, cuando le vio.

Tenía una rama de árbol incrustada en el pecho, por donde brotaba una sangre oscura y espesa. Había aparecido por la parte lateral del jardín, atraído por el ruido de las piedras rebotando en el cristal de la casa vecina. Ahí comprobó la respuesta para una pregunta que hacía tiempo que se preguntaba: ¿podría sobrevivir en una situación como la de cualquier videojuego a los que jugaba? Y esa respuesta cayó como un jarrón de agua fría. Empezó a temblar, a caminar para atrás sin perder de vista al tipo que irrumpía en su propiedad, hasta que de repente su pie no encontró tierra firme y se precipitó en la piscina.

El corazón le bombeaba con una fuerza colosal, y tragó agua en abundancia mientras chapoteaba otra vez fuera del agua. El hombre… o lo que fuera, estaba avanzando hacia él, interponiéndose entre él mismo y el acceso a su hogar, seguro y confortable. Los vecinos, desaparecidos; el acceso a la calle, quizás peligroso; la valla, inusualmente alta; su hogar, muy lejano. Una sombrilla clavada en la hierba se zarandeó por el viento, sacándole de sus pensamientos, mientras la sangre seguía desbocada su tour por su cuerpo. ¿Qué coño iba a hacer ahora?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s