Imagina que eres millonario…

Imagina que eres millonario. Que, por azar, compras un billete de lotería y eres agraciado con tanto dinero que no sabes qué hacer con él. Imagina eso por un segundo, en serio. Cierra los ojos y despega, pon las cosas en su sitio y construye tu futuro. Emprenderás un viaje en el que descubrirás tu felicidad, tu bienestar, tu futuro soñado. Y yo jugaré a adivinarlo. Siéntate, no tengas miedo; no voy a cobrarte nada, de verdad. Has venido aquí por error, ya lo sé, pero ya que estás perdido (reconócelo, llevas toda la vida perdido), ¿qué más te da perderte un rato más?

Bien. Lo primero que harías sería dejar de trabajar, ¿verdad? Te dedicarías a gestionar tu riqueza, a leer, a escribir, a ver partidos de fútbol, a tener hijos y a hacer feliz a tu familia. Pero no trabajarías. Tendrías que contratar a un asesor, a un par de ellos, y a un gestor bueno. Tanto dinero tiene que estar bien controlado, ya que no querrás ser de esos que lo pierden todo por no saber gestionar su fortuna.

Lo segundo seguramente sería ayudar a tus cercanos. Echar una mano a tus padres, a tu hermana, a tu mejor amiga. Quizás montarles un negocio, con personal suficiente para que no tuvieran que hacer mucho. Quizás contratar una asistenta que cocine y cuide a tu abuelo. Algunos quizás preferiríais guardároslo todo para vosotros, pero la gran mayoría ayudaría a sus cercanos, desde luego.

Luego os compraríais una casa. La casa de vuestros sueños, claro. Algunos una mansión lujosa; otros un castillo medieval; en una playa paradisíaca, o en medio de una montaña en plena naturaleza. Un jardín enorme y con un montón de animales, (los amantes de los mismos, claro). Todo eso llevaría mucha faena, pero desde luego vosotros no lo vais a hacer. Lo mejor será contratar a una mujer que cocine y limpie, con su marido arreglando todos los desperfectos de la casa (o al revés, no vayamos a ponernos sexistas). Sus hijos se criarían jugando con los vuestros, claro, y tendrían sueldos más que decentes. Os aseguraríais de que no les faltara de nada (no sois explotadores).

La gran mayoría de vosotros, seguramente, también dedicaría parte de sus riquezas a buenas acciones. Asociaciones de temas que os toquen de cerca, cada uno a lo suyo. Tenéis de sobras, y además desgrava (vuestro gestor os lo recomienda encarecidamente, por cierto).

¿Qué tal? ¿He acertado? Supongo que cada uno tiene sus variaciones, pero podríamos resumirlo en “salvar tu culo”, “salvar el culo de los tuyos”, “eliminar toda complicación de nuestra vida”. Ese sería vuestro futuro ideal, está claro. ¡Y qué futuro! Pero… ¿os habéis dado cuenta? Cuando el 99% de la población tiene un futuro ideal así (o uno más o menos cercano, con miles de matices diferentes), ¿qué hay de raro en la situación en la que estamos hoy en día? Asegurar vuestra vida, vuestra comodidad, vuestro futuro. Luego, el de los cercanos, familia y amigos. Y también algo de caridad, que llena mucho.

Políticos, banqueros, empresarios, futbolistas, tertulianos, actores… ellos han cumplido ese sueño. ¿Y aún los criticamos? Claro, ellos lo hacen pisando al resto, pero… ¿es eso lo que jode? ¿o que nosotros no hemos visto/tenido la oportunidad? Mejor sigue tu viaje, no quiero entretenerte más; piensa un poco en lo que he dicho… o mejor no, que eso no va con vosotros.

Cada vez me doy más cuenta de que, muy a mi pesar, tenemos lo que nos merecemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s