¿Orgullo nacional?

Ya lo tenemos aquí: el anuncio de Campofrío llega puntual a recordarnos lo maravilloso del carácter español. Y yo, viéndolo un par de veces para captar todos los detalles, me pregunto: ¿seré el único que cree que es una verdadera basura? Me parece horripilante lo que se supone que hacen con ese mensaje diluido que se respira al ver el anuncio, donde un elenco de personajes reivindican lo orgullosos que están (o deberíamos estar) de ser españoles. Y cuando para ello sacan a Chiquito, a la Flores y a las gemelas esperpénticas, la cosa ya pinta mal.

Supongo que podría ver el vídeo como un anuncio emotivo, para sacar la lagrimita fácil, en el que nos enseña que, aunque estemos mal, tenemos muchas cosas buenas, y qué coño, al fin y al cabo España es una gran nación, y tarde o temprano la cosa se solucionará. Pero es que las cosas no son así. Un país se saca adelante echándole huevos, currando como unos cabrones y apostando por educación, progreso y sanidad. Un país se saca adelante dejándonos de tanta opulencia, de políticos corruptos, y saliendo a la calle a reivindicar nuestros derechos (aunque conlleve una multa, como hacer running o insultar a un político). Pero un país no sale adelante comprando embutidos, contando chistes ni ganando la champions.

Y es que si nos paramos a observar qué reivindica el anuncio, casi casi me entra la risa: los Brincos, como hito musical; el tocarnos, como si los americanos o asiáticos no se tocaran (aunque puedo aceptar este punto por la cercanía que tenemos entre nosotros); el hablar a gritos, que se supone que es bueno por alguna razón; el sentido del humor, justo el que nos permite ver cómo muere una familia intoxicada por no tener nada más que comer que alimentos caducados, poner un tuit ingenioso y seguir tan tranquilos; deber dinero a todo el mundo, porque para que se lo lleve otro me lo llevo yo; invitar aunque no se tenga dinero, también conocido como la obsesión española de ser unos bienqueda y unos opulentes; cocinar para tres y comer quince, básicamente porque no tenemos un duro y tenemos que malvivir con la pensión de 400€ del abuelo, al que hemos sacado de la residencia para poder cobrarla; luchar aunque no tengas fuerzas, y para ello sacan a un tipo con el brazo torcido, porque todo el mundo sabe que a los minusválidos en el resto del mundo los queman; y estar todo el día en el bar (“hasta que te echen”) e irse a dormir de madrugada, para poder levantarnos a las 12, que estamos en el paro y como somos españoles no tenemos nada que hacer.

Este es el triste panorama que nos plantea esta marca; esos son los motivos por los que debemos permanecer contentos y alegres. Y eso sin hablar del anuncio del año pasado, donde incluso había motivo de honra en una fuga de cerebros que está condenando al país en el medievo perenne; o donde se reivindicaba una habilidad para las idiomas, aunque tres cuartas partes de este país sea monolingüe y la mitad se ría de “lo inútil que es aprender otros idiomas”, empezando por el inglés y pasando por los nacionales (una exministra decía hace un par de días que para qué coño servía el catalán, que no lo entiende ni el Tato). España es un país de pandereta, de ladrones, de holgazanes, de la picaresca y la cultura del bar; y un país orgulloso de ser lo que es, sin voluntad alguna de cambiarlo. Porque “uno puede irse, pero no hacerse”. Apaga y vámonos.

Señores de Campofrío: espero que su anuncio no se tome al pie de la letra. Porque imagínese que por un momento su lema de reivindicar “nuestro modo de vida”, de aceptar lo que somos, se perpetuase como una verdad absoluta. En un par de años la gente dejaría de comprar embutidos, la carne pasaría a ser un lujo y tendríamos que basar nuestra dieta en la patata hervida y la lechuga de contenedor. Y ustedes se verían obligados a cerrar la empresa. O mejor aún, podrían hacer un ERE, subir los sueldos a los directivos, y seguir colaborando en arruinar un país que ya está haciendo aguas por doquier. Gracias, Campofrío, por recordarme por qué quiero irme de este país.

Anuncios

9 pensamientos en “¿Orgullo nacional?

  1. Pingback: El nuevo anuncio de Campofrío nos recuerda "lo bueno de ser español". [OPINIÓN]

  2. Vamos, vengo de la LPD y lo ha descrito usté con menos elegancia pero con mas contundencia que D. Guillermo.

    Servidor tuiteó ayer que “Pues con esta gente que nos gobierna, roba y apalea, que digo yo que se pueden meter Campofrío y sus creativos la ilusión por su puto culo”
    “Porque la única ilusión que nos empieza a quedar a algunos es esa. Que no nos mientan, roben y apaleen esta casta hedionda de la CT”

    • Mucho antes que en el gobierno (cualquier gobierno, ¿eh?), el problema está precisamente en cómo somos. Y los españolitos de a pie (odio esa expresión) somos mezquinos, ruines y miserables. El rollo “lazarillodetormes” nos está matando los unos a los otros porque “mientras a mí no me toque” que se jodan los demás. Y esto, amigo mío, no tiene nada que ver con el gobierno. Es más, de hecho, el gobierno (cualquier gobierno, ¿eh?) me la pela.

  3. ¿Crees que no tiene que ver? El gobierno (cualquier gobierno) español que pone en contra a sus propios ciudadanos (homofobia, racismo, sexismo, nacionalismos varios)…

    Mientras nos peleemos entre nosotros no nos peleamos contra ellos. Yo creo que en eso se basa su estrategia para aferrarse al poder. Estoy de acuerdo en que la culpa es nuestra: tenemos lo que nos merecemos. Pero el gobierno es “nuestro padre”, y debería guiarnos, aconsejarnos, evitar que esas peleas ocurran y mirar por nuestro bien común. Y en lugar de eso echan carnaza al asunto.

    La culpa es nuestra, pero nuestra en general, de todos. No excluyas al gobierno, que no se lo merece 🙂

  4. Pues si, yo un catalán viviendo y TRABAJANDO en Chile… ya te puedes imaginar con que cara me quedé al ver el anuncito de Campofrío. Lo mejor? Pues que no me voy a “tener que hacer” extranjero porque ya lo soy! 😀 Soy Catalán y si hace falta me nacionalizo chileno xD

    Obviamente 200% de acuerdo con lo expuesto.

  5. Jo també sóc català, Guillem 🙂

    Y a finales de 2014 me voy de este barco hacia tierras teutonas. No quiero formar parte de esto dentro de 50 años, cuando España sea el chiringuito de playa de Europa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s