Empalizada en la estacada

Hoy voy a pedir un favor: El favor que haréis a los hijos de la democracia al reflexionar sobre lo que voy a escribir aquí.

En primer lugar os pediré que veáis el video:

Y ahora la parrafada: Todos tenemos claro que las cosas van mal. Todos sabemos que hay crisis (incluso los que no la sufren lo saben). Eso es lo único que tenemos claro. El resto de disuelve en un mar turbio de opiniones y contraopiniones demagógicas que no llevan a ningún sitio. Todo el mundo conoce la solución al problema, incluso los que pueden aplicarlas. Pero parece ser que es difícil, o quizás se crean que somos idiotas. Ah, no, espera, que sí lo somos.

Nos engañan. Hace tiempo que lo tengo claro. Dije el otro día que mientras los de aquí nos discutiéramos con los de allá, ellos seguirían robando. Voy a explicarme mejor. En este caso los de aquí somos los catalanes, aunque puede aplicarse a otros colectivos. Los de allá son los de Madrid, en representación de las Españas. Hace dos años me lanzaba a la yugular de cualquiera, defendiendo mi patria y el honor de los míos. Con esto me refiero a que era acérrimo defensor de Catalunya y de sus derechos, en contra de la tiranía central a la que nos somete el país al que pertenecemos. No es que haya dejado de hacerlo, pero la perspectiva cambió. No fue ningún gran debate, ni un argumento de peso. Fue Sol.

El movimiento mundial de la Spanish Revolution no se originó por catalanes hartos de la tiranía de un gobierno de derechas o de derechas camuflado, sino que se originó por Madrid. Por los “fachas”. ¡qué cosas! ¡cómo cambió mi punto de vista! Un movimiento digno de mención, que ha movido y seguirá moviendo bits y bits de información, fotos, injusticias y buenas personas, iniciado en lo que yo creía era una ciudad donde un catalán no podía caminar por la calle. Qué equivocado estaba.

Desde entonces he obrado el milagro. Me he vuelto menos etnocéntrico (palabra que no se si existe, pero yo la uso) y más openmind. Y me he dado cuenta del truco. No recuerdo qué alcaide de qué prisión ya repartía más rancho a algunos presos de forma aleatoria para que entre ellos creyeran en favoritismos y no se uniesen contra sus guaridas, inferiores en número. Están jugando con nosotros. Mientras los catalanes crean que en Madrid los odian y mientras en Madrid crean que en Catalunya les odiamos no nos uniremos contra ellos. ¡Malditos moros, que nos quitan el trabajo! ¡Si es que los viejos colapsan la seguridad social! ¡Los maricones, que lo corrompen todo! ¡Los que trabajan en negro, qué descaro! ¡Los votantes de derechas, qué idiotas! ¡Los votantes de la izquierda, qué dispersos, qué ilusos! ¡Los antisistema, qué plaga!

Pero ahora hay un problema: Internet. El modelo ha cambiado. La información es instantánea, actualizada y desde una miríada de puntos de vista. Un policía agrede a una niña en una callejuela y en diez minutos la foto que ha tuiteado el taxista que pasaba por allí ya tiene 50+ RT y es TT nacional. No pueden parar la verdad, no pueden silenciarla. El que quiere saber, sabe. Ahora solo nos queda lograr que todo el mundo quiera saber. Saber que PP, PSOE, ERC, IU… son todos unos ladrones que solo quieren mantener su “trabajo” a toda costa; saber que la iglesia es una entidad anacrónica que ni tan siquiera representa a los católicos, corrompida por el dinero y que engaña hasta a sus estamentos más bajos; saber que la monarquía no es necesaria, y que nos cuesta tanto dinero como pretendemos recortar; saber que los bancos son los que mandan, y juegan con nosotros; saber que hacer lo que dice Alemania solo beneficia a Alemania; saber que si Islandia lo ha conseguido nosotros también podemos; saber, por encima de todo, que lo que buscamos es una utopía. Porque todo plan es perfecto hasta que se corrompe. Y aquí en España todo se corrompe.

Hasta el 15-M. Todo el gobierno intentando solucionar el problema, y ellos solos lo han hecho. Ya lo dijo mi padre, mientras estábamos en el campamento de Lleida: Estos se destronan solos. Uno ha querido el poder, uno es más radical, el otro más negociador. Se cerró el chiringuito, se acabó la función. El movimiento 15-M ha perdido fuerza y pocos siguen con la idea original. Todo mi apoyo para ellos. Ojalá me equivoque, pero creo que veremos barricadas en las grandes calles de las ciudades dentro de no demasiado tiempo. Ojalá me equivoque. Ojala podamos creer en las utopías. Almenos, una vez más.

Ojalá podamos salvar nuestra tierra.

Anuncios

3 pensamientos en “Empalizada en la estacada

  1. Pingback: Reflexiones de un indignado catalán desetnocentrizado

  2. Pingback: Reflexiones de un indignado catalán desetnocentrizado | ¿Hasta cuando en crisis?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s