El buzo

Surca los mares, atento, sin temor,
perlas preciosas con luces de ensueño.
Navaja en mano, neopreno y empeño,
tesoros forjados de arena y amor.

Hay miles de ellas, fallar le da pavor.
Almeja de algas contiene un retoño,
brilla y pone el corazón en un puño.
Limpiado el destrozo, arrancada su flor.

La perla que tarda siglos en nacer,
medio minuto le cuesta arrancarla.
Frente a él el escudo debe romper.

Una vida siente que ha de mimarla,
es su profesión, su pasión, su deber.
Sabe que al tiempo habrá de perderla.

(y por eso no escribo poesía)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s